PROYECTOS

TECNOLOGÍAS DE COMBUSTIÓN

TECNOLOGÍAS DE COMBUSTIÓN

Las tecnologías de combustión limpia en calderas industriales buscan optimizar el rendimiento y reducir el impacto ambiental mediante técnicas como la recirculación de gases y el control de emisiones de gases de óxidos de nitrógeno (NOX) y azufre (SOx).

Los sistemas de combustión actuales emplean técnicas avanzadas para controlar la temperatura y la modulación de la mezcla aire-combustible, minimizando así la formación de NOx, . Además, la implementación de quemadores de baja emisión y sistemas de premezcla contribuye a mantener niveles reducidos de contaminantes atmosféricos, cumpliendo con normativas ambientales mientras se optimiza la producción de calor en entornos industriales.

DownShot
Descripción y objetivos del proyecto de experimentacion

La Fundación Ciudad de la Energía y la empresa Doosan Power Systems (DPS) formalizaron un contrato para demostrar en las instalaciones del Centro de Tecnologías de Cubillos del Sil las capacidades de la tecnología de combustión de bajo NOx desarrollado por esta compañía coreana cuyo centro de I+D se encuentra en Escocia. Este tipo de tecnología incorpora quemadores de carbón que permiten realizar una combustión más limpia facilitando así a las centrales de térmicas cumplir con la legislación medioambiental, reduciendo las emisiones de uno de los agentes contaminantes con mayor impacto, los óxidos de nitrógeno (NOx).

El contrato se enmarcó dentro de las actividades de colaboración público-privada promovidas desde la Fundación Ciudad de la Energía. Los desarrollos se realizaron e durante el primer semestre de 2015, contando con la participación de otras empresas locales y nacionales.

Presupuesto del proyecto

El importe de las actividades realizadas por la Fundacióncon este contrato público-privado fue aproximadamente de 2 M€ a desarrollar en el año 2015.

Tareas a realizar por CIUDEN

En este proyecto CIUDEN realizó dos campañas de experimentación probando el funcionamiento de dos diseños de quemadores de bajo NOx. Para ello, el equipo técnico de la Fundación prestó apoyo a los investigadores de DPS en los trabajos de adaptación de sus instalaciones existentes (revamping), operación de la planta, análisis de muestras en laboratorio y, finalmente, análisis de los datos obtenidos durante los ensayos. Las campañas de experimentación se llevaron a cabo entre los meses de junio y julio de 2015.